domingo, 18 de diciembre de 2011

Actividad 5: los guaraníes hoy

Actualmente existen comunidades descendientes de los pueblos guaraníes ancestrales. Mantienen algunas costumbres y tradiciones de sus antepasados, pero muchas también se fueron modificando.
Las antiguas malocas fueron reemplazadas por casas para cada familia. Se siguen dedicando al cultivo, pero ahora utilizan herramientas que compran en las ciudades, ya no fabricadas por ellos. También siguen recolectando frutos,  cazando y pescando. Pero ahora utilizan otras técnicas, por ejemplo, armas de fuego. Otro aspecto que cambio es la vestimenta. Antes era costumbre que estuvieran desnudos, o con una especie de taparrabos. Ahora la mayor parte de su vestimenta es comprada en las ciudades, en negocios donde compra la gente que vive en la ciudad.
La caza, la pesca y la agricultura siguen siendo actividades importantes, pero es frecuente que trabajen en la venta de artesanías o como empleados levantando cosechas.
Algo que los identifica y que se mantiene es la lengua guaraní. Actualmente, existen alrededor de 5 millones de personas que la hablan, en Argentina, Brasil, Bolivia y Paraguay.

En este video vas a poder encontrar más información...
video

Actividad 4: tareas de los hombres y de las mujeres

Cada cual con su tarea

En las comunidades guaraníes, las mujeres se dedicaban a algunas tareas y los hombres a otras. Los roles estaban muy diferenciados.
Las mujeres guaraníes cocinaban, tejian, hacian las cestas y vasijas de ceramica, cuidaban a los ninios y cosechaban las plantas. Las mujeres hacian hamacas, canastos, mochilas, estuches para flechas y muchas otras cosas.
Los hombres cazaban, pescaban, y se encargaban de otras tareas pesadas, como preparar la tierra para el cultivo. Para poder sembrar plantas, cortaban todos los árboles de una zona con hachas de piedra, esperaban dos o tres meses hasta que los árboles se secaran y después los quemaban. Ahí les quedaba el suelo para poder cultivar las plantas. Después de un tiempo ese suelo ya no era tan bueno para el cultivo, y por eso volvian a cortar árboles en otra zona de la selva para poder seguir cultivando. Usaban una tecnica llamada roza para que la tierra no se arruinara, y que volvieran a crecer los arboles de la selva.
Además de buenos pescadores, los hombres guaraníes debian ser buenos cazadores para poder cazar ciervos, pecaries, osos hormigueros, boas o yaguaretes.

Miguel A. Palermo, “Los guaraníes”

v    Ahora, completa el cuadro con algunas tareas que hacian las mujeres y algunas que hacian los hombres guaraníes.

Tareas que hacían los hombres
Tareas que hacían las mujeres
-

-

-

-
-

-

-

-
 

Actividad 3: una leyenda guaraní

Los guaraníes, al igual que otros pueblos originarios, contaban leyendas para explicar el origen de algunos fenómenos naturales. En este caso, te invito a escuchar la leyenda de los isondúes, que habla acerca de las luciérnagas...

Actividad 2: Plantas y animales de la zona

v    Lee el siguiente texto.
Las plantas y los animales

Los guaraníes vivían cerca de las costas del río Uruguay. Del territorio que ahora es Argentina, los guaraníes ocupaban parte de Corrientes, Misiones, Entre Ríos y Formosa. La zona donde habitaban los guaraníes es una zona de mucho calor y muchas lluvias donde hay una gran variedad de plantas y animales.
De la enorme variedad de árboles de esta región, los guaraníes seleccionaban las mejores maderas para construir sus aldeas, sus armas y sus bancos para sentarse. De unos árboles llamados “palmas” sacaban los palmitos para comer, y las hojas para construir el techo de sus casas. De los cedros arrancaban la corteza y con eso hacían grandes canoas, donde entraban hasta 25 personas. Usaban calabazas para construir maracas, tomar mate y para guardar agua.
En el río pescaban muchos peces distintos: enormes manguruyúes, pejerreyes, bagres, surubíes y sábalos. Las espinas de las mantarrayas les servían para hacerse tatuajes y los dientes de las pirañas para hacerse filosos cuchillos.
También cazaban animales para comer, como el pecarí, el tapir, el carpincho, y las boas. Se comían las colas de los yacarés, y freían en grasa las larvas de las mariposas y los escarabajos. Para conseguir miel, seguían a las abejas hasta los panales.
Para protegerse del sol se untaban la piel con la fruta de una planta llamada urucú.
Miguel A. Palermo, “Los guaraníes”

Seguramente, no conoces muchas de las plantas o los animales que se nombran en el texto anterior. Para conocerlos mejor, mirá la galería de imágenes de abajo. Hacé una lista de los diferentes animales/plantas, y para qué se usa cada uno..

Actividad 1: ¿cómo vivían los guaraníes?



v    Leyendo este texto te vas a enterar de cómo vivían los guaraníes… Presta mucha atención, porque después de leer vas a tener que hacer lo siguiente:

-          Subrayá con rojo la parte del texto que habla de por qué las casas eran tan grandes
-          Subrayá con verde la parte que habla de cómo dormían los guaraníes
-          Subrayá con negro la parte que habla de qué materiales estaban hechas las casas
-          Subrayá con azul la parte que habla de cómo se protegían de las lluvias


Viviendas
Los guaraníes vivían en aldeas llamadas tekoas que eran verdaderas fortalezas rodeadas por fosos y lanzas afiladas de madera que los protegía de los ataques de los animales.
En las aldeas había entre cuatro y ocho casas alrededor de una plaza.
Las casas se llamaban malocas y medían unos 50 metros de largo. Eran muy grandes porque en cada una vivían muchas parejas con sus hijos, todos los primos, tíos, tíos abuelos, abuelos, sobrinos y nietos de una gran familia. Podían vivir adentro hasta 300 personas.
Las paredes de las casas tenían un armazón de postes y un techo alto de hojas de palmera o pasto, que llegaba muy abajo, casi hasta el suelo, para proteger bien de las lluvias. Las paredes eran de madera cubierta de barro, para aislar del calor. Había dos puertas, una en cada punta de la casa y no había ventanas, para mantener el fresco y que no entraran mosquitos y otros bichos.
Los guaraníes dormían sobre hamacas de algodón y se sentaban en banquitos hechos de madera.
Adentro de las casas había un espacio para que cada matrimonio haga su fogón.
(Miguel A. Palermo, “Los guaraníes”)



Para conocer a los guaraníes

Seguramente hayas escuchado nombrar alguna vez a este pueblo originario de Argentina: los guaraníes. A lo largo de estas actividades vas a poder conocer mucho más acerca de diferentes aspectos de la vida de este pueblo: cómo vivían, dónde, qué leyendas inventaban, cómo viven hoy... Así que... a trabajar!